pág 4...Todo lo que pude encontrar que estaba mal en el universo


Al movernos realizamos a nuestro paso desenvolvimiento y envolvimiento de lo que Descartes llamó la extensión y que nosotros lamamos espacio. Por tal motivo la lógica de Zenón hizo que llevara a plantearse el movimiento como un absurdo, pero por supuesto que es un absurdo si Ud. lo mira como todo el mundo, como que si las cosas y objetos estuvieran transitando, atravesando un vacío, un espacio independiente de las cosas. Así no se puede mover nada, la simple lógica lo demuestra.

¿Si las cosas no se mueven como suponemos, cómo se mueven? ¿Y si Descartes tiene razón? que todo es la misma extensión.

Eso nos lleva a pensar que la materia, tu, yo, la tierra, todo, estamos continuamente en continuo proceso de transformación. Si todo está interrelacionado cual si fuera una malla inmensa presente en todo, entonces, estamos unidos al espacio y el espacio a la antimateria. Del ir y venir de materia a antimateria, de antimateria a espacio, de espacio a materia nos enfrentamos a un un universo hermoso, que nos brinda nuevas realidades, nuevos conceptos de la física y más nutrido.

Este mundo así como lo describo no puede salirse de los parámetros físicos de la experimentación y tendría que concordar con la física cuántica y con la relatividad, de forma tal que los fenómenos de la una y la otra sean comprensibles y diría que, más sencillos de entender.

Esto nos lleva a otro vídeo que casualmente es presentado por el mismo físico Brian Green que se llama "más allá del cosmos - un salto cuántico"

En ese interesantísimo vídeo Brian Green nos lleva a conocer los orígenes de la física cuántica mostrándonos el experimento de la doble rendija.

Green, de manera muy didáctica nos explica el comportamiento del electrón cuando se lanza a través de una doble rendija. Dice que esperaríamos que se comportara como cualquier partícula u objeto que lanzáramos a través de una doble rendija. Si se comportaran como las bolas de un juego de bolos, sucedería que al lanzar la bola se marcaría en la parte de atrás, debido a los impactos, un patrón de dos rendijas, pero cuando se lanzan electrones no sucede así sino que se marca en una pantalla fluorescente situada en la parte de atrás un patrón de muchas líneas como si lo que hubiéramos lanzado no hubiera sido un electrón sino una onda.

O sea se marca un patrón de interferencias. En vista de eso en el vídeo aparece un señor científico Leonardo Susskind de la universidad de Stanford preguntándose "¿Cómo puede ser que esto suceda? Las partículas son partículas, las olas son olas ¿Cómo puede una partícula ser una ola?"

Dice, "las rocas son rocas, las rocas no son olas. Las rocas son un ejemplo de partícula, las olas están hechas de partículas, una ola en el océano es un ejemplo de una ola en el océano y ahora alguien te dice que la roca es como una ola en el océano. ¿Qué?"

Nuevamente nos encontramos a los científicos patinando por el simple hecho de considerar las partículas independientes del espacio. Pregunta asombrado "¿¡Qué!?... Su asombro es propio de quien tiene un paradigma en la cabeza y luego alguien viene y le dice que no es así. Tan seguro está que las rocas son rocas y las olas son olas, como de que el espacio es espacio y los objetos que transitan dentro del espacio, son objetos que transitan dentro del espacio. Recuerden, son palabras de un científico de la universidad de Stanford.

Continuación pág 5