pág 10 ...Todo lo que pude encontrar que estaba mal en el universo



De tal manera entonces, tenemos un espacio, o extensión, tenso, con dos polos tirando de él. Por ende no es de extrañar que el fenómeno de energía de punto 0 sea real.

Pero esto nos lleva un poco más allá. Creo que si me van siguiendo juiciosos ya se habrán dado cuenta que en esta apreciación del universo no hay cabida para un Big Bang.

Esto hace que se me compliquen las cosas porque se preguntarán ¿y qué pasó con la radiación de fondo? Todo esto, si me permiten, con paciencia lo vamos a mirar detenidamente y de forma didáctica.

Y es que aún no los he llevado a visualizar el fenómeno natural que quiero mostrarles, aunque vamos muy avanzado para poder entenderlo. Si este camino es correcto, uno a uno, todos los fenómenos naturales los vamos a desglosar y llegaremos a entenderlos sin más requerimientos que el mero sentido común.

Me pareció en este momento apropiado interrumpir un poco la discusión y volver a los vídeos de Youtube que es una fuente apreciable de material para la discusión de las cosas que me parecen mal del universo.

Y aquí nos encontramos con Stephen Hawking enfrente de su computadora en un vídeo titulado: "Stephen Hawking fórmula grandes preguntas sobre el universo" y al comenzar a mirarlo dice: "Después se descubre que el universo se expandía; galaxias distantes se alejaban de nosotros, eso significaba que debieron estar más cercanas en el pasado. Si extrapolamos hacia atrás, descubrimos que debemos haber estado uno sobre el otro, alrededor de quince mil millones de años atrás, esto fue el Big Bang, el comienzo del universo, pero, ¿había algo antes del Big Bang?"

Bueno, ¿Qué les puedo decir? Si me han seguido bien de cerca, ya muchos habrán concordado que la lógica de Hawking: "descubrimos que debemos haber estado uno sobre el otro", no es una lógica del todo cierta. Si bien es lo que parece más lógico, no necesariamente es el único camino y para tratar de ilustrar lo que les digo, voy nuevamente a tomar el ejemplo del gran océano del que hablamos atrás y se darán cuenta que la premisa de que “debemos haber nacido de un Big Bang” no es la única salida.

Dentro de la cresta del inmenso mar de materia y antimateria que veníamos estudiando, todo se aleja aceleradamente, pero si extrapolamos hacia atrás no llegamos a un punto infinitamente pequeña o singularidad. Igual sucedería con los microorganismos del aire que estuvieran metidos dentro de un cilindro de aire al que le aplicaramos una fuerza negativa. Por ejemplo dentro de una jeringa. O…

Imaginemos que somos unos paramecios dentro de un mar que se mece. La ola es tan enorme que el paramecio no alcanza a comprender que se encuentra dentro de una ola. No está en la superficie, sino dentro. El paramecio se localiza aproximadamente a la mitad de la ola y no lo sabe. El paramecio no conoce sino un instante de la ola, porque esta ola es tan grande que tarda muchísimo tiempo en pasar.

Es tan grande y tan lenta que pasan miles de millones de generaciones de paramecios y la ola aún esta pasando, pero no se nota que se haya movido nada y el paramecio aún se encuentra a la mitad de la ola.

El paramecio está dentro de ella y no lo sabe. Pero su curiosidad es tal que algunos de ellos, se hacen científicos y empiezan a observar los fenómenos de su alrededor y ven que todos los paramecios se están alejando unos de otros.

Con los datos anteriores los paramecios formulan una teoría bien interesante que dice más o menos lo mismo que dice Stephen Hawking en el vídeo: El universo se expande. Paramecios distantes se alejan entre sí. Eso significa que debimos estar más cercanos en el pasado. Si extrapolamos hacia atrás, descubrimos que debimos haber estado unos sobre el otro, alrededor de quince mil millones de años atrás, esto fue el Big Bang.
Luego después de detenida observación científica, asombrados se quedan cuando concluyen que no solamente se están alejando unos de otros sino que lo están haciendo aceleradamente.

A su alrededor, la expansión es casi indetectable, pero cuando enfocan a los paramecios que están a millones de kilómetros de distancia, más allá de sus confines, la sumatoria de las diferencias hace evidente al efecto doppler, y se observan unos paramecios rojos, demostrando que su universo se expande. Localmente todo parece tranquilo.

Nosotros que estamos viendo los paramecios desde fuera sabemos que la conclusión a la que ellos llegaron, no es verdad. No pueden extrapolar la expansión hacia atrás, en línea recta, porque llegarían a ese conglomerado de "unos encima de otro" en un punto infinitamente pesado, de donde luego se origina una gran explosión.

Nada en el universo puede llegar a extremos que resulten de la extrapolación matemática de un fenómeno natural, cuya naturaleza no es del todo conocida. ¿Por qué? Por qué llegaríamos a conclusiones absurdas. Obsérvese que con una desviación de esa línea recta muy pequeña del orden de un punto seguido de muchísimos ceros, ya no hay Big Bang.

Pequeñas variaciones, tratándose de fenómenos de magnitudes inmensas, con el tiempo pueden transformar una aparente línea recta en una curva, pero con más seguridad en una onda, como en el ejemplo de los paramecios.


Continuación pág 11